El proceso de diseño

En espæcial nos interesa el diseño. Es por ello, que en la entrada de hoy del blog nos hacemos la siguiente pregunta: ¿por qué es importante el diseño?. Podemos leer en la R.A.E. que el diseño es “proyecto, plan que configura algo”. Entonces, ¿cuál es la importancia de ese plan o proceso en el resultado?.

Durante nuestra formación como arquitectos desarrollamos un interés por estudiar el diseño de las cosas, desde la fachada de un edificio hasta el pavimento de una plaza pública, y esto incluye a la persona y la historia que hay detrás. Así hemos aprendido que cada elemento-objeto fruto de un diseño cumple una función, es decir, da solución a un problema concreto, pero que el reto está en dar un paso más, en ir más allá de lo establecido. Esto va a depender de unos condicionantes, que pueden ser impuestos por el mismo diseñador, por el cliente o por el contexto social o espacial en los que se van ubicar, y estos serán los que determinen la riqueza y la idoneidad del producto final.

Vamos a exponer un ejemplo con un elemento cotidiano y que a todos nos resulta familiar para intentar explicar lo anterior: una silla. Si volvemos a la R.A.E. encontramos que una silla es un “asiento con respaldo, por lo general con cuatro patas, y en que solo cabe una persona”. Es decir, una silla tiene la función concreta de servir de asiento. Es un elemento que se va a emplear cuando una persona busque reposo y descanso. Sin embargo, la definición explica que por lo general tiene cuatro patas pero puede tener tres o dos. Y si tiene cuatro, no tienen por qué ser totalmente verticales ni salir de las esquinas del propio asiento. Ante esto, vamos a analizar dos modelos de sillas y veremos cómo dos diseños tan diferentes pueden ser un reflejo perfecto de la época en la que fueron creadas y de las inquietudes concretas de las personas que las desarrollaron.

La primera, cronológicamente hablando, es la Eames Plastic Chair, de Charles y Ray Eames (1950). Es un modelo que recientemente ha resurgido como tendencia y ha aparecido en diversos medios especializados en el diseño, siendo protagonista tanto en espacios de viviendas como en locales y restaurantes. Pero en la época de 1950 este diseño fabricado en resina de poliéster se convirtió en la primera silla de plástico de producción industrial en la historia del mueble. Esto respondía al objetivo principal de esta pareja de diseñadores, quienes buscaban «conseguir más de lo mejor para más gente y por menos» (getting the most of the best to the greatest number of people for the least). Intentaban llevar muebles de diseño de calidad al mayor número de personas, por lo que necesitaban buscar un material que les permitiese industrializar su producción. Ese fue el condicionante que Charles y Ray Eames se impusieron y así es cómo llegaron a dar un paso más allá, con un diseño de vanguardia y vigente en la actualidad.

El siguiente ejemplo de diseño de silla más actual pertenece a la serie denominada Nomadic collection de Jorge Penadés (2013). Él es un joven diseñador malagueño que ha recibido el premio AD Nuevos Talentos al mejor estudio de diseño emergente. Es evidente que el contexto social y económico en el que se forma este diseñador es completamente diferente al existente en los años 50. Para él, vivimos en una época en la que todo es temporal. Nuestras pertenencias, nuestra casa e incluso la ciudad en la que vivimos no es permanente. Entonces se hace la siguiente pregunta: ¿tiene sentido producir objetos rígidos o cerrados?. De aquí nace esta colección, basada en muebles de madera flexibles y versátiles, cuyas uniones no presentan ni adhesivos ni tornillos, y que pueden montarse y desmontarse manualmente en un corto período de tiempo.

Los ejemplos anteriores demuestran que se puede llegar a diseñar el mismo producto, una silla, pero que el proceso hasta llegar a él puede ser totalmente diferente. Los resultados finales no tienen nada que ver, pero responden a la perfección a los condicionantes impuestos por el contexto social existente en cada momento y a las inquietudes personales de sus diseñadores.

Nuestra opinión desde espæcial es que vivimos un momento en el que necesitamos explotar la creatividad para poder reutilizar y reciclar elementos, aprovechando los recursos y las posibilidades de cada material. Por un lado, pensamos que es importante que todo el mundo tenga acceso al diseño, como en su momento pensaron los Eames. Por otro, somos conscientes de que nuestro mundo cambia y evoluciona a gran velocidad, por lo que como Jorge Penadés, buscaremos la flexibilidad y la adaptación de nuestros diseños a distintos escenarios y contextos para lograr su permanencia con el paso del tiempo.

#CharlesandRayEames #JorgePenadés #RevistaAD #Diseño #EamesPlasticChair

Entradas destacada
Entradas recientes